26. sep., 2021

Tonga Galván en Vivo en Vuela el Pez . Por Paulo Neo

Lo de anoche se pareció bastante a un sueño: de las paredes colgaban las maravillosas piezas de Melina Lluvia, se sucedían los rostros (algunos conocidos, otros en absoluto), los aplausos resultaron calurosos y cercanos, el ambiente de Vuela el Pez Centro Cultural rebozaba de afectos y la buena música invitaba al disfrute.
Subirse a un escenario cada tanto, ya es un gusto, la verdad.
Pero hacerlo y ver brillar a los amigos, excede mi capacidad de poner el mundo en palabras.
Sucede, como con el sueño, que cuando uno despierta las imágenes lo siguen acompañando durante largo tiempo.
Y uno siente —y aquí me tomo la libertad de citar a Borges— que le han robado una fortuna.
Y ya que estoy citando, me acuerdo que en "Blanco nocturno", de Piglia, hay una línea que dice: "Somos como nuestros amigos nos ven".
No queda duda, entonces —esto lo agrego yo ahora—, que la fortuna es la amistad.
Gracias Tonga Galván y Juanma Galván, Juan Ma Analia Gerstner y a todos los que nos acompañaron.
La próxima será mejor, de seguro.

Paulo Neo

Tocar Hondo Emerge